En democracia, este no es el camino.

El reclamo que tiene la Policía Bonaerense es justo, pero la manera en que se hace tal reclamo no es el correcto. Que hayan rodeado la casa del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y hoy se repita lo mismo en la Quinta Presidencial de Olivos es un acto totalmente repudiable. Nuestro Pueblo no quiere volver a épocas oscuras y actos como estos nos hace gritar cada vez más fuerte que Nunca Más es Nunca Más.

No es que odiamos a la policía, odiamos a la yuta. Sabemos de la existencia de policías que dan su vida por su barrio, su ciudad o su comunidad y otros que nos faltan el respeto, que ni nos reciben nuestras denuncias, que gatillan fácilmente a nuestros pibes. Creo que es justo el reclamo que hacen los efectivos de la Policía Bonaerense, así como también NO me parece justo que esa misma fuerza esté matando a las pibas y a los pibes de los barrios más humildes, que estén desapareciendo personas en plena democracia, que no estén cuando a las pibas las están matando o cuando nos están robando, que violen a los putos en las comisarías o que maltraten a las travas en la calle.

Es justo su reclamo, pero como ya dije, ustedes también cumplan con su parte. Necesitamos que nos cuiden, no se dejen usar por quienes no los cuidaron durante los anteriores cuatro años.

0 Comentarios